El CONSTRUCTO

por RetóricaSocialista

CONSTRUCTOS

La idea de que el trabajo de los ciberactivistas cubanos está acorralando al régimen de La Habana es una idea falsa. No existe actividad disidente capaz de derrocar un régimen totalitario sin que ello no venga acompañado de un total colapso económico. Esta es una verdad que no está vedada a las mentes mas previsoras de la oposición cubana. Me refiero a las generaciones de disidentes veteranos, aquellos que llevan ya más de tres décadas trabajando, cuya labor en la actualidad parece imperceptible. Son, sin embargo, las generaciones de disidentes mas jóvenes quienes creen que el cambio no sólo está en sus manos, sino que está a la vuelta de la esquina. Su labor es mucho más manifiesta, mas destellante, pero no por ello efectiva.

No obstante, sí es cierto que el colapso del régimen cubano se divisa hoy tan cercano como en 1990. La muy probable y muy próxima invasión estadounidense a la Cuba Continental (esto es, a Venezuela) y la caída de los precios del petróleo conducirán, nadie lo dude, a una debacle económica gemela. A una tan ruinosa como aquella que eufemísticamente Fidel Castro nombró PERIODO ESPECIAL.

El colapso económico es ya ineludible dado el carácter semiparasitario de la estructura económica cubana.

Ahora bien, mi teoría es que este colapso, como el colapso del PCUS en 1990, fue previsto por Fidel Castro, quien superó con creces la experiencia soviética. Y, así como en los noventas ideó una estrategia para impulsar el socialismo en América Latina (el Foro de Sao Paulo), también dejó preestablecidas una serie de medidas que facilitarían la conservación de su familia y del poder cuando él ya no estuviese entre los mortales.

Pero antes me gustaría mencionar un nombre: Trevor Loudon, y ¿quién es este hombre? Bueno, Trevor Laudon es un activista político y bloguero neozelandés que ha demostrado cómo el colapso del campo socialista en Europa no significó un cambio verdadero en aquellos países en los que no se logró desmantelar el Estado Profundo o las superestructuras de poder. El ejemplo ya clásico es el dictador ruso Putin, ex agente de la KGB. No existen razones para pensar que la Seguridad del Estado no haya previsto cambios económicos extraordinarios que pudieran conducir al país a una revolución. Según la LOUDON todas las revoluciones de terciopelo fueron orquestadas por las agencias de inteligencia. La idea era hacer una retirada preventiva, sobrevivir para pelear otro día. La prueba de ello es que el totalitarismo está tan vivo en la Rusia de hoy como en la de entonces.

En el caso cubano, la seguridad del estado, muy probablemente, ya haya urdido varios planes para cuando ese momento llegue. Una salida posible es la infiltración de uno o varios constructos.

Pero ¿qué es un constructo?

1. Un constructo es una idea o teoría que contiene varios elementos conceptuales, ninguno de ellos basados en evidencia empírica. Ahora bien, en el mundo del espionaje y la teoría de la conspiración un constructo es básicamente alguien que aparenta ser una cosa que no es, como puede ser el caso de un disidente, un intelectual, un filántropo, un político, etc. Es una persona, en definitiva, que al conocerla nos da la impresión de estar en presencia de un actor, de alguien que ha sido instrumentado para actuar un papel determinado. Al menos, así lo explica el creador del movimiento DARK WEB 2.0, Eric Weinstein.

2. Siempre he pensado que un día el verdadero rostro de Eliecer Ávila Cicilia se nos revelaría. Al principio pensé que el constructo era Antonio Rodiles, pero más tarde pude corroborar el hecho de que sí estudió junto al Dr. José David Vergara Oliver en el Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM. Sin embargo, fueron su tozuda y radical oposición al deshielo de las relaciones diplomáticas entre Cuba EE. UU. y al hecho de que el Partido Comunista pueda participar en la transición las dos razones para legitimarlo y separarlo de lo que Mas Canosa llamara dialogueros.

(Valga mencionar que Liú Santiesteban está al tanto de mis sospechas, pues, los títulos que Rodiles presentó no parecían legítimos. Ella, hace algunos años, se negó a publicarme un artículo en donde exponía mis dudas al respecto.)

3. La negociación entre Barack Obama y Raúl Castro significó un punto de inflexión en la historia reciente de la isla. Precisamente, porque definió, por un lado, aquella parte de la oposición que sí persigue un cambio radical y, del otro, la parte que sólo busca modificar la sociedad existente.

4. Hay muchos indicios de que Ávila es un constructo instrumentado por la comunidad de la inteligencia cubana. Un discurso no-isotópico y un partido aprogramático levantan, definitivamente, suspicacias. ¿No lo cree usted?

5. Lo digo con toda responsabilidad. ¿En qué sentido? En el sentido de que una teoría de la conspiración responsable debe tener una característica fundamental: no debe ser una teoría sobre un fenómeno nunca antes experimentado. Acaso Putin sea el ejemplo ineludible.

6. Por ejemplo, una cosa que me llamó siempre la atención es la precipitación con que Ávila se lanzó a formar un partido. Un ente político que para muchos estudiosos y cubanólogos funciona más bien como una especie de HUMINT asset recruiting base. Es decir, una estrategia para introducirse con mayor profundidad en los diferentes círculos opositores y así magnificar su, hasta entonces, pequeña red social personal en La Habana.

—De hecho, hasta es muy posible que el espectáculo mediático con Alarcón (ex presidente de la Asamblea Nacional) haya muy bien sido orquestado por la Seguridad del Estado, por la Comunidad de Inteligencia. Con o sin su conocimiento y/o consentimiento. Lo que nos da una idea, no solamente acerca del tipo de preparación, sino del largo proceso de materialización por el que atraviesa un constructo.

—Las personas tienden a olvidar que Ávila fue no nada más entrenado desde muy pequeño para ser un líder estudiantil, también un ciberespía. La UCI es un centro de espionaje cibernético, esto no es un secreto para nadie hoy.

7. Pero la intención de insertar uno o varios constructos entre los diferentes anillos opositores no es precisamente la de espiar. En este sentido un constructo y un espía son cosas muy distintas. El objetivo del constructo es ganar el control de los disidentes u opositores inocentes que a la vez son más influyentes. El objetivo es distraer la atención de los problemas reales y retrasar los cambios reales creando distracciones aparentemente relevantes.

—Uno de los logros de Ávila es restar cada vez más importancia a la blogósfera opositora cubana, pues, mantiene alejado al público de la lectura.

—Otro de sus objetivos es crear falsos estados de opinión.

—La marcha de los PROHIBIDOS es un buen ejemplo. Esos profesionales no deben regresar a Cuba. Al menos, no por ahora; puesto que un acercamiento entre el gobierno y la clase docta puede significar su eventual regreso e integración a la vida económica del país.

—Su reciente debate con el videoblogero Manuel Milanés dejó al descubierto la retórica detrás de la supuesta campaña contra el bloqueo interno, pues, tal bloqueo NO existe. La mutilación legal que impide a los cubanos desarrollarse económica, social y políticamente está embebida a lo largo y ancho de las últimas dos constituciones aprobadas (ilegítimamente) por el PCC.

—En cualquier caso la manera más simple y sencilla de acabar con el Embargo económico es, o bien el aristocidio de la familia real, o bien su condena al exilio. No sin antes llevar a cabo el total desmantelamiento del estado profundo. Es decir, sin llevar a cabo el licenciamiento de todas las agencias de inteligencia y la desinstitunalización de todas las organizaciones de masas. (Revise usted mismo las bases de SOMOS+ y compruebe este dato en el punto tocante al MININT).

8. Hay varios segmentos en el discurso de Ávila que provocan sospechas para nada descartables:

A) Deslegitimación total de la lucha armada, de la violencia. No se puede deslegitimar la lucha armada llevada a cabo contra la socialización de la propiedad en nuestra nación durante los años 60. Es un absurdo deslegitimar el derecho a la autodefensa de modo tan categorico.

LA PRUEBA MÁS FEHACIENTE DE QUE ÁVILA NO ES UN LIBERAL CLÁSICO RECIDE EN EL HECHO DE QUE NO ESTÁ DISPUESTO A DEFENDER LA PROPIEDAD A TRAVÉS DE LOS MEDIOS QUE SEAN NECESARIOS.

ÁVILA NO ES CAPAZ DE ENTENDER QUE LA LIBERTAD TIENE, POR FUERZA, QUE TENER UNA BASE MATERIAL. NO PUEDE ENTENDER, DADA SU FORMACION SOCIALISTA, EL HECHO DE QUE LIBERTAD Y PROPIEDAD SON LAS DOS CARA DE UNA MISMA MONEDA.

B) Su no aceptación de la naturaleza diabólica, malévola del PCC y su disposición a convivir con dicha entidad criminal.

C) Evitar a toda costa la confrontación con otros lideres, aunque parezca lo contrario.

SUS ENTREVISTAS SON BASTANTE LIGHT, SOBRE TODO CON JOSÉ DANIEL FERRER.

—Su distanciamiento sicilencioso de aquellos líderes que en un principio le tendieron una mano amiga.

D) La formación precipitada de un partido político. A diferencia, por ejemplo, Biscet, Rodiles, Coco y otros opositores, que se han negado rotundamente a formar un nuevo partido político, justamente, con el propósito de no ideologizar la lucha anticastrista. Eliecer Ávila ha constituido un partido político que defiende derechos humanos que no son tales. Pues la educación es un bien económico como cualquier otro. En sus propias bases defiende el salario mínimo, una medida vista por el austro liberalismo como inflacionaria y detonante para el desempleo. Todas estas contradicciones se dan al tiempo que carece de un proyecto de nación.

E) Agréguese a todo esto el hecho de que no haya podido justificar con suficiente fuerza argumentativa su decisión de marcharse a los Estados Unidos. Tome en cuenta que Ávila se encuentra en espera de su Permiso de Residencia Permanente en ese país. No se sabe aún con certeza si planea exiliarse o disfrutar de lo que se conoce entre los cubanos como el VIAJETEO o Cubaneo.

F) Note usted que tampoco ha cumplido condena por su actividad seudopolítica, ni tampoco pudo jamás probar las acusaciones de corrupción contra Estado de Sats y las Damas de Blanco cuando se negó a marchar junto ellas tras la solicitud que Liú Santiesteban hiciera en las redes sociales.

G) Su discurso es inconsistente. No se puede pasar de ser un socialista redomado a liberal clásico de la noche a la mañana, por la simple razón de que el libertarismo o libertarianismo es un movimiento filosófico. Es decir, que lleva aparejado el estudio constante de una literatura a la cual Ávila no ha sido, ni por casualidad, expuesto.

Bien, cuál es el propósito de todo esto. Muy sencillo, se acercan tiempos difíciles o como se les conocen en Cuba «tiempos» y ya es hora de que vayamos pensando en la posibilidad de una transición hacia una nueva sociedad más o menos libre o, tal vez, por qué no, puede que transitemos hacia una nueva dictadura. Como sea, decía, debemos ir pensando en el hecho de que, si llegaren a realizarse elecciones durante, digamos, el próximo trienio, usted tendrá que elegir nuevos líderes. Mi opinión es que debemos poner la mirada sobre aquellos movimientos políticos con experiencia como el Movimiento Cristiano Liberación o Cuba Independiente y Democrática, que tienen una larguísima trayectoria en la oposición y no en un movimiento que se asume como juvenil y novedoso cuando no es más que un nido de socialistas ex dirigentes de las organizaciones estudiantiles bajo la egida del PCC. Debemos evitar a toda costa que la Seguridad del Estado fragüe un falso cambio como sucedió, pongamos por caso, en Rumanía.

Hay un constructo preparado y entrenado por la comunidad de inteligencia con el objeto de prevalecer, en caso de que la oligarquía comunista sea derrocada.

Piense en esto, qué hubiera sido de Alemania si no se hubiera llevado a cabo el desmantelamiento total de las SS. Pues bien, ese desmantelamiento del Estado profundo no tuvo lugar en Rusia, donde la KGB simplemente cambió de nombre y hoy está nuevamente al acecho.

Hay un constructo entre nosotros. Si no es Eliecer Ávila ¿quién es?

NOTA ACLARATORIA:

Una versión temprana de este texto, por razones de urgencia, fue publicada el día de ayer, 9 de mayo, sin su debida corrección. La presente versión ha sido corregida y levemente aumentada para satisfacción de nuestros lectores.