EN LA ESCASEZ APRETAMOS LOS DIENTES

por RetóricaSocialista


Cuba tiene, sobre todo, escasez de rebeldía. Por eso es tan valiosa la poca juventud rebelde que aún nos queda. Cuando se dice que un joven es rebelde, lo que en realidad se está diciendo es que se rebela contra lo absurdo de su sociedad. No se declaran los jóvenes en rebeldía contra las ideas más absurdas y complejas, sino sólo contra aquellas que parecen aún más estúpidas ante los ojos del sentido común.
La escasez es una propiedad de la naturaleza. Ella es la culpable de que exista la propiedad. Desde los inicios de las civilizaciones sumeria y egipcia, la escasez de tierras fértiles produjo guerras. Sí, aunque parezca increíble, las cosas tienen dueño porque son pocas. Esta mesa, esta máquina desde donde escribo tienen que ser producidas, pues, no crecen en los árboles. 
Nada más lejos del Edén, el vergel de la súperabundancia, que la realidad humana. En nuestro universo, dada su realidad entitativa, sólo el aire y las aguas de los acéanos son superabundantes. Aunque sólo el primero es gratis (o sea, carente precio), puesto que todavía no tiene dueño.
Siempre me ha parecido inteligente la manera en que el —acaso el elohista— escritor resuelve la expulsión de los padres de la humanidad del paraíso: condenándolos a trabajar para poder vivir.
No hablaré aquí de la legitimidad de la propiedad privada. Esa es caña para moler otro día. Sino de la escasez.
La escasez es un concepto fundamental para filosofía de la libertad. Quizá la más antigua de todas. Y, como es natural, para la economía liberal, pues, es la clave que permite entender un hecho aparentemente simple: vivimos en un mundo en el que no nada más se necesita reunir ciertos materiales para producir otros, sino apropiárselos. De tal suerte que aquellos materiales más escasos son siempre más valiosos.
No comparto ni una sola de las ideas de Eliecer Ávila, pues, la ideología socialista, en cualquiera de sus variantes, es incompatible con el libertarismo. Pero reconozco el valor que tiene su rebeldía y la de los jóvenes que se suman a su partido o movimiento (como quieran llamarlo). Reconozco el capital político que va de a poco acumulando.
Algo cambia en Cuba lentamente.
Errel Rodericis 

Búscanos en Facebook como Retórica Socialista y en Twitter como @retorsocialista
NOSOTROS NO INFORMAMOS, PENSAMOS CUBA

Anuncios